Radiación ultravioleta…

Además de las cremas solares, a la hora de protegernos del sol conviene tener en cuenta otros parámetros si pretendemos asegurar que la salud de la piel no se resiente en verano: sombrillas, prendas de vestir y de baño e incluso la alimentación.

Índice ultravioleta (UVI)

Para evitar las quemaduras solares, la Organización Mundial de la Salud ha establecido el llamado índice ultravioleta (UVI), que ofrece valores desde 1 (bajo) hasta 11 (muy alto). La recomendación es tomar precauciones frente a la exposición solar a partir de un valor UVI de 3.

Para conocer los datos de UVI local podemos consultar diferentes canales de información, páginas web como la de la AEMET o aplicaciones móviles como UV-DERMA, que además de ofrecer recomendaciones en fotoprotección, la aplicación estima el tiempo que una persona puede permanecer al sol sin quemarse en función de su fototipo y localización geográfica.

Regla de la sombra

Una forma sencilla de reconocer cuándo existe mayor riesgo de sufrir una quemadura solar es mirar nuestra propia sombra. Si resulta que supera nuestra altura, indica que los rayos del sol inciden de forma tangencial y no son peligrosos. Por el contrario, si nuestra sombra es más corta que nuestra altura se debe a que la radiación solar es más directa y tenemos más riesgo de sufrir una quemadura.

Ropas y tejidos

La fotoprotección mediante ropas y tejidos – aunque ésta se reduce en los tejidos naturales de punto holgado, como las camisas de lino- es de gran utilidad y asequible para todos. Está muy extendida la creencia errónea de que protegen más los tejidos claros, pero lo cierto es que ofrecen mejor fotoprotección los colores oscuros. Conviene tener en cuenta que la humedad puede disminuir la protección de los tejidos hasta en un 30%. Por otro lado, la polución ambiental también puede reducir el nivel de fotoprotección.

Uso de sombrillas y toldos

Para evitar las quemaduras solares en las playas, es esencial usar sombrillas y toldos. Sin caer en el error de pensar que la protección que ofrecen es total. No se trata de que la tela de la sombrilla no bloquee la radiación ultravioleta solar (que en algunos casos puede ocurrir), sino que solemos obviar la radiación solar que se refleja desde la arena, el césped o la superficie sobre la que estamos situados. Esa radiación reflejada dependerá del coeficiente de reflexión de la superficie o albedo, que suele oscilar entre el 10% y el 20%, aunque existen superficies como la nieve que pueden reflejar hasta el 80% de la radiación que reciben.

Antioxidantes

El sol tiene un alto poder oxidante, y las personas tenemos antioxidantes naturales que contrarrestan sus efectos negativos. Sin embargo, en situaciones de elevada exposición solar se genera en el organismo especies reactivas de oxígeno que, si no son neutralizadas por los antioxidantes naturales, desencadenan estrés oxidativo. Ese estrés oxidativo acelera los procesos de envejecimiento, daña el ADN celular y aumenta a largo plazo el daño cutáneo.

Para contrarrestarlo, la tendencia actual por parte de la industria farmacéutica es añadir antioxidantes a las cremas solares (y, a la inversa, añadir fotoprotectores a las cremas antienvejecimiento). Si bien la protección que ofrecen frente a la quemadura solar es mínima, son un buen complemento en fotoprotección.

Otra alternativa es consumir alimentos ricos en antioxidantes para contrarrestar los efectos oxidativos del sol. En general, las verduras y frutas frescas son ricas en antioxidantes, muchos de los cuales forman parte de los pigmentos. Por eso su consumo está especialmente indicado en época estival. Así por ejemplo, los betacarotenos (provitamina A) aportan color a la piel y están presentes en frutas y verduras de color naranja, como el melocotón o la zanahoria. El resveratrol de la uva o el licopeno del tomate son otros ejemplos de antioxidantes naturales recomendables en épocas de alta irradiancia solar.

Fuente: https://culturacientifica.com

Reloj de vela…

¿Cómo se las apañaban nuestros antepasados para despertarse a una determinada hora o recibir un aviso de tiempo, cuando no existía el reloj o los despertadores? Aunque resulte difícil de creer, ya existían despertadores de precisión hace 2.000 años.

Los primeros relojes tienen miles de años, y usaban el Sol y las sombras para marcas las horas. Pero obviamente no funcionaban por la noche, o en interiores. Por la noche se empleaban materiales que pudieran cambiar de estado de forma constante. Los relojes de arena eran muy utilizados en la Antigüedad, y también los Relojes de Vela.

La cera de una vela se consume de forma bastante constante, si está bien fabricada. Así que se crearon recipientes con marcas en donde se insertaba una vela, y a medida que se consumía, el tamaño de la vela sobre una marca indicaba la hora.

La ventaja de un Reloj de Vela es que puede convertirse de forma muy sencilla en un despertador. Lo que hacían en la Edad Media era colocar clavos en las zonas de la vela que representaba la hora en la que querían poner la alarma.

Cuando la cera se consumía el clavo caía sobre un plato metálico, haciendo ruido y despertando a la persona dormida. En algunos monasterios usaban bolas de metal metidas dentro de la vela, que rodaban por el suelo. En otros casos se ataba una cuerda con un aro de metal al clavo, y cuando la cera se derretía la anilla se balanceaba en la cuerda y golpeaba varias veces un plato metálico.

Hoy son métodos que nos hacen gracia, pero hay que reconocer que son muy ingeniosos. Y nos permite valorar lo que la tecnología ha conseguido con el paso de los siglos.

Ampliación: Apagado automático de la vela.

Fuente: https://computerhoy.com

Cui bono…

Un principio metodológico que debe considerarse siempre para plantear hipótesis en ciencias sociales consiste en preguntarse quién se beneficia con cada hecho, decisión o acción. Apliquemos este principio sobre los últimos acontecimientos en las relaciones internacionales.

¿Quién sale beneficiado? ¿Podía dicho agente pensar, previamente a los hechos, que podrían favorecerle en caso de ocurrir? Si es así, ¿intentó propiciarlos? Veamos el balance de ganancias y pérdidas de los actores que tomaron decisiones de relevancia en lo que respecta al desarrollo de los acontecimientos actuales:

 

EEUU

Ganancias:

  1. La UE se ha alejado definitivamente de Rusia a todos los niveles.
  2. La UE ha roto relaciones comerciales con Rusia salvo las imprescindibles para su propia supervivencia.
  3. El Nord Stream 2 queda suspendido sine die.
  4. El consumo de gas licuado estadounidense por parte de la UE no solo se mantendrá, sino que aumentará
  5. La OTAN vuelve a tener sentido, ha apretado las filas y se han acallado las voces internas que denunciaban su inutilidad y servilismo proamericano.
  6. La UE va a aumentar el gasto militar, lo cual reduce los recursos que EEUU deberá destinar para mantener su «protección» y al tiempo aumenta su venta de armas a la UE.
  7. Un rival geopolítico, Rusia, de gran importancia en el megacontinente euroasiático queda trabado en una guerra costosa y además sufrirá sanciones de todo tipo que hundirán su economía y su influencia durante años.
  8. Veto a un competidor comercial en numerosos productos.

Pérdidas:

  1. Rusia se acercará más a China, el rival geopolítico global de EEUU, por lo que EEUU no podrá usar a Rusia para aumentar el cerco y la presión contra esta, al menos en principio. Sin embargo, esta pérdida es subsanable, pues EEUU puede atraer a Rusia con acuerdos de eliminación de sanciones y definición de zonas de influencia: «te quito lo que previamente te he puesto y encima salgo ganando».
  2. Efectos secundarios de las sanciones a Rusia y posibles represalias económicas y comerciales.

 

Unión Europea

Ganancias:

  1. Aumento de la influencia y liderazgo a nivel global a través de la defensa de la legislación internacional y el apoyo de la legítima defensa de Ucrania y su soberanía.
  2. Veto a un competidor comercial en algunos productos.
  3. Repliegue ideológico, caza de brujas y cohesión en torno al proyecto de las élites europeas.

Pérdidas:

  1. Potencial pérdida de un suministrador de gas y petróleo con condiciones ventajosas. Rusia tratará de vender el gas a cualquier otro país fuera de la UE. El proceso de desacoplamiento tardará años, pero es esperable que se acabe produciendo.
  2. La inestabilidad y la incertidumbre generadas han aumentado el precio del gas y el petróleo y además el gas tendrá que adquirirlo masivamente a través de buques, mucho más caros.
  3. Pierden un socio comercial muy importante y un mercado de más de 100 millones de consumidores.
  4. La recuperación postpandemia queda truncada y sumida en un escenario de estanflación: aumento de precios y estancamiento. Esto supondrá el empobrecimiento de la población por partida doble: aumento del desempleo y reducción del salario real por el aumento de los precios.
  5. Gastos de todo tipo para favorecer a Ucrania y perjudicar a Rusia.
  6. Efectos secundarios de las sanciones a Rusia y posibles represalias económicas y comerciales.
  7. Se agrava la dependencia estratégica y comercial de EEUU.
  8. Aumento del riesgo de sufrir represalias militares de índole nuclear.

Rusia

Ganancias:

No hay ganancias actuales, pero sí potenciales, aunque muy inciertas, pues dependen del desarrollo de la guerra, la situación económica y política interna de Rusia y finalmente de las negociaciones con Ucrania y los países de la OTAN una vez concluida la guerra.

  1. Posible neutralidad de Ucrania. Que quede firmado que nunca entrará en la OTAN ni que esta seguirá expandiéndose hacia el este.
  2. Posible anexión de algunos territorios, como el Dombás y el corredor adyacente hasta Crimea.
  3. Posible recuperación de prestigio militar y las consecuentes ventas de armamento a terceros países.
  4. Ayuda de China. Más que una ganancia, es una compensación parcial de sus costes, pero lo incluyo aquí como posible aumento de su ayuda y otros acuerdos ventajosos. La realidad es que no le interesa acercarse mucho al sol abrasador chino, pues China podría aspirar a colonizar y controlar Siberia en el futuro.

Pérdidas:

  1. Costes directos e indirectos de la guerra.
  2. Costes derivados de las sanciones sufridas.
  3. Pérdida de reputación internacional por la agresión.
  4. Desafección de aliados y socios por el riesgo de exponerse internacionalmente como prorrusos.
  5. Desafección interna y cuestionamiento de liderazgos e instituciones. Posible inestabilidad política futura, salvo victoria clara y objetivos cumplidos.

 

De todos estos actores, vemos que el único que gana netamente es EEUU y, aunque no se estuviera de acuerdo en el análisis, sí queda claro que es el actor que más gana y menos pierde de los tres. Sin embargo, eso no significa que EEUU sea el responsable indirecto de esta situación. Para considerar tal cosa, tendríamos que observar en los hechos pasados que los estrategas de EEUU 1) eran conscientes del balance positivo de ganancias frente a pérdidas y que 2) actuaban intencionadamente para lograr acontecimientos que condujeran a la realización de esa contabilidad.

Podemos asumir que la inteligencia de EEUU es lo suficientemente buena como para haber calculado (1) entre otras posibilidades. Por otro lado, los hechos pasados muestran (2), puesto que EEUU buscaba poner a Rusia contra las cuerdas con su constante expansión de la OTAN hacia el este. Animaba a Ucrania y le daba esperanzas, pero avisaba de que no protegería este país ante una agresión. De haber anunciado algo parecido, Rusia se habría visto desincentivada a iniciar una guerra, pues pocos se embarcan en una guerra que saben que van a perder. Así, poniéndole en bandeja la entrada militar en Ucrania, EEUU sedujo a Rusia con la esperanza de que cayera en la trampa para conejos. Una zanahoria grande es atractiva, pero puede ser indigesta. Por su parte, la UE también daba esperanzas de su futura integración y hacía el papel de carabina de EEUU, como era de esperar y aun a pesar de sus intereses. Ante la expansión de la OTAN, la UE solo tenía dos opciones: apoyarla o rechazarla, lo cual la habría enemistado con EEUU. En cuanto a Rusia, solo tenía dos opciones: aceptarla o bloquearla. Cualquiera de ellas le suponía una pérdida neta.

Una de las posibilidades esperables era que Rusia no hiciera nada, por lo que en ese caso EEUU ganaba la expansión de la OTAN, con todo lo que ello implica a nivel de dominio militar y la probable occidentalización de los países asimilados en términos económicos. Ese paraguas de seguridad favorece la llegada de empresas occidentales y la integración en mercados que ofrecen múltiples beneficios a las transnacionales originales de EEUU y los países de Europa occidental. La otra posibilidad era la que se ha cumplido: que Rusia respondiera. La respuesta más o menos airada de Rusia permitiría a EEUU volver a cohesionar la OTAN y, en definitiva, todo lo que he analizado como ganancias. Es decir, EEUU solo podía ganar y simplente ha trabajado para maximizar sus ganancias, lo cual ha logrado por completo.

En conclusión, EEUU ha desplegado con los años una estrategia con la que solo podía ganar. Puso la miel en los labios de los ultranacionalistas que tienen el poder en Rusia, nostálgicos de su pasado imperial, y estos han caído en la trampa para conejos. La UE, por su parte, ha hecho exactamente lo que EEUU esperaba que hiciera y ha actuado contra sus propios intereses. Oportunidad perdida y riesgo nuclear.

Fuente: www.meneame.net

En la guerra, sigue al dinero…

Yemen lleva ya más de 10 años en guerra. El bloqueo al que Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos han sometido al país, ha provocado, según las estimaciones más optimistas de Save the Children, la muerte por inanición de 87.000 niños. La cifra de muertos, según la ONU, ya va por los 233.000. Es el peor conflicto humanitario desde la Segunda Guerra Mundial.

Mientras tanto, no es que no se vayan a aplicar sanciones a estas dos dictaduras, sino que países europeos, Canadá y EEUU, siguen cerrando contratos millonarios con Arabia Saudí y EAU relacionados con la construcción, las renovables y el petróleo.

Son decenas los clubes de fútbol patrocinados por empresas de Emiratos, algunos de los cuales han condenado la injusta e ilegal invasión (que no Guerra) del miserable de Putin. Son muchos los grupos que han suspendido sus conciertos en Rusia pero no en Israel. Escuchar al primer ministro israelí calificar de «barbarie» lo de Ucrania, más allá de que sea cierto, es de una hipocresía insoportable.

Decía Kapuscinski: «En la guerra, no sigas la estela invertida de la bala para encontrar al culpable. Sigue al dinero. Siempre es el dinero».

La propia España ha cerrado contratos armamentísticos millonarios con Arabia Saudí. El Rey, como todos sabemos, guarda una especial amistad con la familia real saudí que, por cierto, lleva más de 30 años financiando el terrorismo yihadista, algo que la CIA sabe desde los años 80, pese a que solo se haya buscado a los terroristas en Irak o Afganistán.

Fuente: www.meneame.net

Ampliación geopolítica: www.luisgonzalosegura.es

Sizigia…

La palabra sizigia se usa a menudo en referencia al Sol y a la Tierra; y a la Luna o también a los planetas, cuando alguno de estos últimos están en conjunción o en oposición con respecto a los dos primeros. Los eclipses solares y lunares se producen cuando se da una sizigia, al igual que los tránsitos y las ocultaciones. El término se aplica a menudo cuando el Sol y la Luna están en conjunción (luna nueva) u oposición (plenilunio). También se utiliza para describir situaciones en las que todos los planetas están en el mismo lado del Sol aunque «no necesariamente en línea recta».

Júpiter (arriba), Venus (abajo izquierda) y Mercurio (abajo derecha)

Observatorio de La Silla (Chile)

Fuente: https://es.wikipedia.org

Anillo de compromiso…

Para los antiguos egipcios y los romanos, el dedo anular izquierdo tenía un significado especial. Los griegos, que fueron los primeros en regalar anillos de compromiso, también llevaban el anillo en el dedo anular de la mano izquierda.

En aquella época, se creía que había una vena que iba directamente del dedo anular de la mano izquierda hasta el corazón, la «Vena Amoris«. Llevar el anillo de compromiso en el dedo anular izquierdo ha mantenido este significado simbólico hasta hoy: la conexión directa con el corazón, el lugar de todos los sentimientos de amor.

Fuente: https://www.anillosdecompromiso.es

Educar para el fracaso…

Pienso que es necesario educar a las nuevas generaciones en el valor de la derrota.

En manejarse en ella. En la humanidad que de ella emerge.

En construir una identidad capaz de advertir una comunidad de destino, en la que se pueda fracasar y volver a empezar sin que el valor y la dignidad se vean afectados.

En no ser un trepador social, en no pasar sobre el cuerpo de los otros para llegar el primero. Ante este mundo de ganadores vulgares y deshonestos, de prevaricadores falsos y oportunistas, de gente importante, que ocupa el poder, que escamotea el presente, ni qué decir el futuro, de todos los neuróticos del éxito, del figurar, del llegar a ser.

Ante esta antropología del ganador de lejos prefiero al que pierde. Es un ejercicio que me parece bueno y que me reconcilia conmigo mismo. Soy un hombre que prefiere perder más que ganar con maneras injustas y crueles. Grave culpa mía, lo sé. Lo mejor es que tengo la insolencia de defender esta culpa, y considerarla casi una virtud.

Pier Paolo Pasolini

Fuente: https://culturainquieta.com

Made in China…

Una vez entendí que una fábrica en China no podía cerrar los fines de semana, le propuse a mis socios cerrar al menos los domingos. Me miraban como si yo llegara de marte. Y… al contrario de lo que yo creía, no estaban defendiendo sus beneficios empresariales, lo que intentaban explicarme es que esto no funcionaba así.

Y el argumento era el siguiente: “un inmigrante, y la mitad de los empleados de nuestra fábrica lo eran, waidiren venidos de las provincias más pobres” no vive a 2000 km de su casa, con la angustia de no saber si hay otro tipo cuidando de su mujer y su hijo… para que tú te dediques a cerrar la fábrica aleatoriamente cuando te viene en gana.

No, él ha venido a trabajar, como una bestia, a ahorrar todo lo que pueda para construirle una casa a su madre en el pueblo, para montar eventualmente un negocio propio o para pagarle la universidad a su hijo, cada día de fiesta que le das no es sólo un desperdicio en términos de ingresos, además según su modus operandi, si no está ingresando, está gastando. Se pasará por los billares del pueblo con los otros empleados y se gastará un dinero muy preciado en cervezas.

No, Adrián, si le das menos de 28 días de trabajo al mes, se irá a la fábrica de al lado. Me decía mi socio, porque yo entiendo tu cerebro occidental y tus conflictos mentales, pero él no. Sabes lo que va a pensar él? Que no tienes pedidos. Porque ningún empresario en su sano juicio, con pedidos sobre la mesa, cierra la fábrica. Cada vez que una fábrica les dice a sus empleados, mañana no vengáis, genera temor. Si no eres capaz de darle trabajo todo el mes, dudará de ti, de su estabilidad futura y buscará otro empleo donde le garanticen trabajo porque tú no lo haces.

Hoy os dejo con una frase, de una época en la que viví en una ciudad donde en aquel momento, se producía el 60% de todo el calzado deportivo del mundo. La mayoría de mis amigos trabajaban en fábricas de calzado y me dijeron algo que me rompió la cabeza, sobre las buenas intenciones, el trabajo duro, el pasado, presente y futuro de China.

«Me he sacrificado toda mi vida para que mi hijo no tenga que pisar una fábrica de Nike, pero ha hecho más Nike por China que todas las ONG’s juntas”

Fuente: https://sedeenchina.com

Árbol de Año Nuevo…

El Árbol de Año Nuevo, son árboles decorados similares a los árboles de Navidad que se exhiben para celebrar específicamente el Año Nuevo. No deben confundirse con la práctica de dejar un árbol de Navidad hasta después de Año Nuevo. Los árboles de Año Nuevo son comunes en varias culturas y naciones, principalmente en la antigua Unión Soviética, antigua Yugoslavia, Turquía, China y Vietnam.

 

Historia del árbol del año nuevo soviético

La tradición de instalar y decorar un árbol por Navidad (en ruso, ёлка, pron. yolka, «tala de abeto») se remonta al siglo XVII cuando Pedro el Grande importó la práctica como resultado de sus viajes por Europa. Pedro decretó en 1699 que el Año Nuevo se celebrara el 1 de enero en lugar del 1 de septiembre, y que «las ramas y los árboles de abeto, pino y enebro se usaran para decorar las casas y las puertas de las calles principales».​ Sin embargo, en la Rusia Imperial, yolka fueron prohibidos a partir de 1916 por el Sínodo como una tradición que se originó en Alemania (enemigo de Rusia durante la Primera Guerra Mundial).

Después de la revolución rusa de 1917, las celebraciones navideñas, junto con otras fiestas religiosas, fueron desalentadas y de hecho prohibidas como resultado de la campaña soviética de la guerra civil rusa. La Sociedad de los Sin Dios animó a los alumnos de la escuela a hacer campaña contra las tradiciones navideñas, entre ellas el árbol de Navidad, así como otras fiestas cristianas, incluyendo la Pascua; la Sociedad estableció un día festivo antirreligioso para que fuera el 31 de cada mes como reemplazo.​ Con el árbol de Navidad prohibido de acuerdo con la legislación antirreligiosa soviética, la gente sustituyó la antigua costumbre navideña por «árboles de Año Nuevo».

Fuente: https://es.wikipedia.org

Vivir para trabajar…

Si tu vida es el trabajo tienes un problema. Si tus decisiones personales las tomas, más allá de tu jornada laboral, pensando en tu profesión, tienes un problema. Si vives por y para tu trabajo, tienes un problema. Si eres incapaz de ver, como nos ha pasado a algunos demasiado tiempo, que la vida pasa y el trabajo no es más que una necesidad por haber nacido en un determinado tipo de familia, tienes un problema. Yo he tenido ese problema. Yo me he pasado fines de semana y vacaciones haciendo cosas de mi trabajo. Incluso he convertido, en ocasiones, ese trabajo en un hobby. Y esto, por muchos motivos, no es sano.

Tenemos un horario lo suficientemente amplio durante la semana para no tener que llevarnos trabajo a casa. No pasa nada por dividir esas horas “de preparación y formación” entre nuestros fines de semana. El problema es hacer infinitas horas extra. ¿Qué ejemplo le estamos dando a los chavales? ¿Realmente debemos nosotros de suplir la mala gestión educativa que nos rodea? ¿Hasta qué punto debemos dejar de tener tiempo libre para convertirlo, con o sin sonrisa mediante, en tiempo laboral? La vocación como mal endémico de nuestra profesión. Por suerte hay algunos que lo tienen claro. Otros intentamos vislumbrar la luz al final del túnel de algo que nos lleva absorbiendo demasiado. Poco a poco…

Yo este fin de semana he empezado dejando la mochila en el coche. Sé que tengo cosas que corregir. Sé que debería preparar algunas cosas pero, como hago últimamente, me pongo un contador del tiempo que dedico a mi profesión. Y ya he regalado cerca de media hora. Por tanto, he cumplido a rajatabla mi horario laboral. Mi contrato. Mi relación contractual con la empresa que me tiene contratado. Ser funcionario no implica que no tengamos una administración a la cual no debamos rendir cuentas. Por eso estoy este fin de semana largo intentando no hacer nada relacionado con mi trabajo como docente. Otra cuestión es si me apetece fabular rápidamente en Twitter sobre educación o, simplemente, si me apetece escribir algunas otras líneas aquí comentando ciertas cosas. Lo hago como persona y no como docente, aunque la profesión me sirva para conocer algo más de ciertas cosas. Pero, aun así, mi opinión vale lo que vale. Opinamos 24/7. Pero eso no es trabajo. Trabajo sería otra cosa.

Cada vez tenemos una vida laboral más larga. Las horas que dedicamos a nuestra profesión más allá de nuestro convenio laboral son horas que detraemos a otras personas, a otras cuestiones,… a una vida que deberíamos tener más allá de nuestra profesión. No lo sé. Quizás nuestra profesión sea diferente a las otras, como dicen algunas voces. O quizás sea porque, por desgracia, hay personas que no tienen más vida que su trabajo. Y eso, por mucho que nos guste lo que hacemos, acaba siendo muy triste.

Disfrutad del fin de semana. Son horas que, una vez pasadas, no vais a poder recuperar.

Fuente: https://xarxatic.com

Copyright © 2023 Raiden.tk