Mis zapatos…

De la imperiosa necesidad por satisfacer nuestras frustraciones materiales nace la ceguera de colocarnos en los zapatos del otro.

Author: Raiden

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.