¿Y las ventanas?

El AT & T Long Lines Building es un ejemplo de arquitectura brutalista . A pesar de sus 167,5 metros de altura no cuenta con ventanas y su fachada es una losa plana de cemento. Como cabe imaginar en su interior no hay viviendas ni oficinas, si no que alberga una central telefónica.

edificio

Author: Raiden

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.