Raiden.tk

El conocimiento nos hace libres…

Enfriar un refresco en 2 minutos…

RefrescoPara enfriar algo, necesitamos ponerlo en contacto con algo más frío. Si queremos enfriar rápidamente una cerveza que esté a 20ºC, lo primero que se nos ocurriría sería meterla en el congelador. Allí la lata estará en contacto con aire a, más o menos, -20ºC. Es la temperatura más baja que podemos alcanzar en la casa, parece, pero no es la manera más rápida de enfriar algo. ¿Por qué?

Porque el aire transmite el calor mucho peor que, por ejemplo, el agua. Todos lo sabemos, aunque sea de manera inconsciente: no es lo mismo estar a cuerpo en aire a 15ºC que bañarse en agua a 15ºC. Cuando nos metamos en el agua notamos muchísimo más frío, no porque el agua esté más fría, sino porque conduce el calor mucho mejor y nos “arrebata” el calor corporal mucho más rápido, lo que percibimos como una sensación de frío más intensa que estando al aire. Por esta misma razón sentimos los metales más fríos aunque estén a temperatura ambiente.

¿A quién no le ha pasado? Día en la piscina, temperatura de 25ºC, y unas sillas metálicas que no estén al sol. Nos sentamos en traje de baño en la silla y la notamos fría, a pesar de que está a la misma temperatura que el aire, que notamos agradable. Los metales son buenos conductores del calor, y perdemos calor más rápidamente al estar la piel en contacto con el metal que al tenerla en contacto con el aire a la misma temperatura.

O sea, que hay que conseguir que la cerveza esté en contacto con algo mejor conductor que el aire: el agua (por ir a lo sencillo). El agua más fría que podemos conseguir en la casa, a primera vista, es el hielo que tenemos en las cubiteras. El hielo estará a 0ºC (a 0ºC cuando ya se esté derritiendo en el agua. Al sacarlo del congelador estará a -20ºC). Si ponemos agua con un montón de hielos, el agua se enfriará hasta alcanzar casi los 0ºC. Una lata se enfría más rápido en contacto con agua a 0ºC que con aire a -20ºC, debido a la mucho mayor conductividad térmica del agua.

Pero esto aún se puede mejorar. Si añadimos mucha sal al agua con hielo, bajaremos la temperatura por dos razones:

  1. La sal, al disolverse, absorbe energía. Tiene un calor de disolución negativo o, lo que es lo mismo, la reacción de disolución es endotérmica (necesita energía para producirse, energía que absorbe del entorno). Por tanto, el simple hecho de disolver sal en agua enfría el agua.
  2. El agua salada se congela a una temperatura menor que al agua dulce. Por tanto, es posible tener agua salada a varios grados bajo cero en estado líquido, mientras que al agua dulce a esa temperatura ya se ha congelado.

Fuente: http://curiosoperoinutil.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

enero 2014
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Fotos


Twitter


Copyright © 2018 Raiden.tk