Raiden.tk

El conocimiento nos hace libres…

Senado: el gran desconocido…

Resultados-Senado-España¿Sirve para algo el senado?

La tramitación parlamentaria de un texto legal normalmente comienza por el Congreso (y aunque no es necesario, normalmente a propuesta del Gobierno). El texto se debate, se enmienda y va al Senado. Ahí se hacen cambios (aprobados por mayoría simple) o se veta (por mayoría absoluta). Pero luego el Congreso de los diputados tiene la última palabra: cualquier cosa que diga el Senado sobre una ley puede caer en saco roto si el Congreso así lo quiere.

Sin embargo hay situaciones en las que el Senado es importante: Elige a cuatro de los doce magistrados del Tribunal Constitucional y a diez de los veinte vocales del Consejo del Poder Judicial.Y existen dos casos en el que el Senado tiene mucho poder: cuando se intenta reformar la Constitución y cuando se tiene que intervenir en una Comunidad Autónoma.

¿Cómo se elige el Senado?

El Senado se elige de una forma mixta: elección directa y elección indirecta. La parte indirecta cae en manos de las Comunidades Autónomas: cada Comunidad Autónoma elige un Senador, y otro más por cada millón de habitantes que tenga (por tanto es un número que cambia legislatura a legislatura según la variación de la población). El mecanismo de elección de estos senadores está regulado en los Estatutos de Autonomía de cada Comunidad. Ahora mismo hay 58 senadores elegidos por Comunidades Autónomas.

La elección directa es una votación en lista abierta en la que se eligen 208 Senadores. De casi todas las provincias salen 4 Senadores. En las islas el sistema es algo distinto, la circunscripción no es provincial sino por isla y por tanto en las islas mayores (Gran Canaria, Mallorca y Tenerife) se eligen tres Senadores y en las islas menores (Ibiza-Formentera, Menorca, Fuerteventura, Gomera, Hierro, Lanzarote y La Palma) un Senador. En Ceuta y Melilla se eligen dos Senadores en cada una.

En Ceuta y Melilla cada votante tiene que elegir dos Senadores de la papeleta y en las islas menores uno. Por tanto es un sistema en el que el partido más votado se lleva todos los Senadores. En el resto de circunscripciones el votante tiene un número de votos que corresponde al número de Senadores a elegir menos uno. Es decir, en las provincias en las que se eligen cuatro Senadores hay tres votos y en las islas mayores dos votos.

Mientras que para la asignación de escaños al Congreso se emplea un sistema proporcional basado en el método D’Hondt, para el Senado por contra se aplica un sistema mayoritario. Concretamente un escrutinio mayoritario plurinominal parcial.

¿Cómo funciona un escrutinio mayoritario plurinominial parcial?

Un escrutinio mayoritario plurinominal consiste en que todos los candidatos compiten entre sí por ocupar n posiciones o escaños. Cada elector selecciona n candidatos de la papeleta electoral y los n candidatos que obtengan el mayor número de votos obtienen el escaño. El elector no puede utilizar sus n votos para votar por el mismo candidato. Sí se permite que el elector pueda elegir menos candidatos que el número total de escaños.

La “coletilla” parcial indica que el elector puede votar a tres candidatos como máximo, pero realmente son cuatro los escaños que se asignan a los candidatos con más votos.  Cada formación puede proponer un máximo de tres candidatos al Senado por circunscripción provincial. Por consiguiente, y dado que cada provincia otorga cuatro senadores -por lo indicado en la propia Constitución- la representación política del Senado está garantizada para al menos dos partidos políticos.

Método D’Hondt frente a mayoritario plurinominal parcial

En la circunscripción de Almería, los 311.059 votos emitidos al Congreso se repartieron en 117.407 al PP, 89.022 al PSOE, 44.320 a Ciudadanos y 39.482 a Podemos, entre las formaciones que obtuvieron escaños, materializándose en 2, 2, 1 y 1 escaños, por el mismo orden, de tal manera que cuatro partidos distintos obtuvieron representación.

Sin embargo, en la misma circunscripción de Almería se emitieron 307.147 votos al Senado, correspondiendo a los senadores del PP: Luis Rogelio Rodríguez Comendador Pérez, Eugenio Jesús Gonzálvez García y María Isabel Sánchez Torregrosa, los tres primeros escaños al haber obtenido el mayor número de votos -114.217, 108.552 y 108.315 respectivamente- perteneciendo asimismo el cuarto escaño del Senado para esta circunscripción a Juan Carlos Pérez Navas del PSOE, tras haberse situado en la cuarta posición con 88.723 votos.

De este modo, Rosa María Pintos Muñoz (PSOE), José Berruezo Padilla (PSOE), Jesús Vicente Soler (Ciudadanos) o Mónica Fernández Amador (Podemos) no obtuvieron escaño, al haber obtenido 83.586, 80.629, 37.205 ó 36.935 votos, respectivamente, en la quinta, sexta, séptima y octava posición de la lista, por el mismo orden.

Conclusiones

Por consiguiente, el sistema de representación electoral empleado en el Senado favorece en un grado crucial el bipartidismo e incluso el unipartidismo, tal y como se puede observar en el gráfico inicial -no debe olvidarse en este sentido que la diferencia de escaños apreciada en dicho gráfico entre PP y PSOE en realidad responde a las respectivas cifras de votos efectivamente recibidas: 19.790.221 de votos a senadores del PP por 15.087.957 de votos a senadores del PSOE-.

¿Es posible evitar esa concentración de senadores en un mismo partido?

Sí, votando estratégicamente. Si los votantes de los partidos que van a quedar segundo, tercero y cuarto (que según las encuestas obtendrán entre un 15-20%) reparten sus votos entre los primeros candidatos de cada partido, posiblemeVoto Senadonte los primeros candidatos de estos partidos tendrán más votos y podrían arrebatarle la mayoría de los Senadores.

Imaginemos una situación de voto en una provincia en la que se reparten cuatro escaños en la que los votantes deciden hacer como siempre y depositar su confianza a un único partido, es decir, poner sus tres votos a un único partido. En dicha provincia el PP obtiene 25% de los votos, el PSOE 20%, PODEMOS un 19% y CS un 15%. Por tanto el PP se llevaría tres Senadores y el PSOE uno. El resto de partidos se quedarían fuera.

Supongamos ahora que los votantes de PSOE, PODEMOS y CS realmente lo que no quieren es que el PP se lleve tantos Senadores. Sabiendo que seguramente éste sea el partido más votado deciden repartir sus tres votos entre los primeros candidatos de PSOE, PODEMOS y CS. El resultado sería que cada partido se llevaría un Senador, robando dos Senadores al PP respecto a la intención de voto original.

¿Existen sistemas electorales alternativos que no fomenten el bipartidismo?

Los sistemas electorales están siendo fuertemente criticados por favorecer el bipartidismo. Vía sistemaencrisis analizan dos interesantes alternativas:

  • Congreso: Reemplazar D’Hondt por Sainte-Laguë, con un sistema de escaños compensatorios y una barrera global inferior al 0,5%.
  • Senado: Reemplazar el escrutinio mayoritario plurinominal parcial por Borda Dowdall.

Y demuestran como la calidad legislativa es mayor y la volatilidad legislativa menor en un sistema multipartidista.

Fuentes: www.elcaptor.com, http://magnet.xataka.com.

diciembre 2015
L M X J V S D
« Nov   Ene »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Fotos


Twitter


Copyright © 2018 Raiden.tk