Sueños…

Encuentro la felicidad siguiendo mi convicción de que no luchar por los sueños es engañarse a si mismo, amén de ser una manera de mantenerse joven al menos en espíritu. Por ello no paro de luchar por los míos, aparte de, como no podría ser de otra forma, seguir soñando.

Fuente: www.historiasdenuestroplaneta.com