Déficit de tarifa…

electricidadPara empezar, hay que decir que el sistema español entiende el mercado eléctrico como una división en cuatro partes. Generación, transporte, distribución y comercialización. De estas cuatro partes, solamente la generación y la comercialización son de “libre mercado”, y el transporte y la distribución son “mercado regulado”. Esto tiene todo el sentido del mundo, ya que no tiene ningún sentido que una empresa ponga una linea eléctrica al lado de otra, cuando podrían compartirla sin problemas.

El transporte de electricidad (400 y 230 kV) es prácticamente monopolio de Red Eléctrica de España, que además es el encargado de controlar la generación y el consumo, es el operador del sistema eléctrico.

La distribución de electricidad es un oligopolio, es decir, está dominado por un pequeño número de empresas. Son las empresas de toda la vida, las que nos llevan la electricidad hasta la puerta de nuestra casa. Al igual que en el caso del transporte de electricidad, la distribución no tiene sentido en mercado libre, ya que ninguna empresa invertirá dinero en construir una linea paralela a otra que ya esté funcionando.

Por estas dos partes del sistema eléctrico las empresas cobran una parte de la factura, que son los llamados peajes de acceso, que son establecidas por el gobierno. Pero dentro de esta categoría se engloban además otros costes del sistema eléctrico que no tienen que ver con ella. Por ejemplo, la moratoria nuclear de tiempos de Felipe González, planes de eficiencia y ahorro energéticos, sobrecostes de la electricidad en Canarias y Baleares, la “disponibilidad” de las centrales convencionales, primas al carbón nacional, primas a las renovables y cogeneración y por supuesto, los desajustes del déficit de años anteriores.

Cada cierto tiempo, el Gobierno de turno estima unos costes por adelantado, y debería establecer unos peajes de acceso para cubrir todas estas partidas. Pero como el coste político sería inasumible, ya que sería necesario una gran subida de la factura de la luz, se rebaja ese precio y se va acumulando deuda que tendremos que pagar en el futuro. Esa deuda es lo que se conoce como déficit de tarifa eléctrico.

Pero entonces, ¿cómo es que las eléctricas siguen teniendo beneficios?

Continue reading «Déficit de tarifa…»